Photobucket


NAMASTÉ


"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."



Photobucket



Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.


Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.


Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.


Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.


Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.


Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.

*********

Por todo esto puedo y debo deciros:

Yo soy Drisana, la hija del Sol.

Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.

En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.

Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.

Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.

Es tiempo de regresar al Hogar.

¡Despertar!

Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.

Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:

YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.

YO SOY el/la que YO SOY


Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana


lunes, 29 de agosto de 2016

DIOS AYUDA SI ORAN CON UN CORAZÓN PURO


DIOS AYUDA SI ORAN CON UN CORAZÓN PURO

Una madre y su hijo vivían en la pobreza. El padre había muerto al nacer el niño. Con gran dificultad la madre mandó al hijo a la escuela e hizo que pudiera llegar al último año. Finalmente tenía que pagar 90 rupias como derecho de examen. La madre no sabía cómo hacer para obtener tanto dinero. Se encontraba llorando bajo un árbol, cuando el hijo le pidió que le revelara la causa de su tristeza. Cuando ella le dijo que él tendría que abandonar los estudios porque no tenían dinero para pagar el derecho de examen, el hijo le preguntó, con su inocencia de niño, si había alguien que pudiera ayudarlos. Él le devolvería el dinero más adelante. La madre respondió: “Sólo Dios es el socorro de los desamparados. Él es la fuente de toda riqueza y el proveedor universal”.

Ingenuamente, el niño le preguntó a su madre: “¿Dónde está ese Dios? De algún modo obtendré el dinero de Él”. La madre contestó: “Él está en Vaikunta”. El niño creyó en las palabras de su madre. Corrió al correo, escribió una carta, compró un sobre, guardó la carta adentro y la dirigió a “Sriman Narayana, Vaikunta”. Estaba tratando de colocar la carta en un buzón —muy alto para él— cuando el jefe de correos, al ver sus esfuerzos, se acercó a ayudarlo y le preguntó: “¿A quién le mandas esta carta?”. El niño respondió: “Señor, esta es una carta muy urgente. Necesito dinero mañana mismo para pagar mi derecho de examen. Por favor, asegúrese de que esta carta sea despachada con rapidez”. El jefe de correos tomó la carta de manos del niño y, al descubrir que estaba dirigida a “Sriman Narayana, Vaikunta”, le preguntó al niño quién le había dado la dirección. Él le relató toda la historia y lo que su madre le había dicho acerca de Sriman Narayana como el refugio de pobres y desamparados.

El jefe de correos se conmovió hasta las lágrimas con la historia del niño. Quedó maravillado con la inocencia y la pureza de su corazón y le dijo: “¡Querido niño! Yo enviaré la carta. Tú ven aquí mañana por la mañana. El dinero habrá llegado para entonces y te lo podrás llevar”. El niño enmudeció de alegría y fue a contarle la noticia a su madre. A la mañana siguiente se dirigió a la oficina del jefe de correos y le preguntó si el dinero había llegado. El hombre entró en su oficina, volvió con 90 rupias y se las dio al niño, quien regresó corriendo a su hogar. La madre se preguntó cómo habría obtenido el dinero, si lo habría robado o se lo habría dado alguien. Él le relató todo lo que había ocurrido. Le juró que el dinero había sido enviado por Narayana Mismo. La madre entonces le pidió que la llevara a ver al jefe de correos. El hombre le dijo: “No bien vi la carta de su hijo, Dios me indujo a ayudarlo. El dinero ha venido de Él. Yo soy sólo un instrumento en Sus manos”.

Oren con la inocencia de un niño

La historia tiene su moraleja: Si le oran a Dios con un corazón puro, Él utilizará a alguien para responder a sus plegarias. Es tonto preguntarse: “¿Dónde está Dios? ¿De qué modo ayudará?”. Al hacerse estas preguntas, sólo están debilitando su fe. Esa es la razón por la que Sri Ramakrishna Paramahamsa dijo: “Si quieren orarle a Dios, sean como un niño inocente”. Jesús también expresó lo mismo cuando les dijo a sus discípulos: “Dejen que los niños vengan a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos”. Él también solía decir: “Si soy como un niño aunque sea por un instante cada día, ¡cuán puro me volveré!”.

Esa inocencia y esa pureza son las que tienen que poseer en el corazón. Los niños deben hacer caso a las palabras de sus madres. Las madres deben evitar poner malas ideas en las mentes de los niños. Cuando existan madres e hijos tan ejemplares, el mundo estará lleno de dicha y festejos. Cuando Bharat tenga tales madres e hijos, será un ejemplo para el mundo.

No tiene sentido predicar a otros si no cambian sus propios pensamientos y su conducta. Dedíquense a hacer sadhana para limpiar el corazón y la mente, y llénenlos de pensamientos y sentimientos puros.


Bhagavan Sri Sathya Sai Baba


Extraído del D.D. del 07 - 01 - 88


domingo, 28 de agosto de 2016

CUANDO SE NOS CANSA EL ALMA


CUANDO SE NOS CANSA EL ALMA


EL CANSANCIO DEL ALMA ES EL PEOR CANSANCIO QUE PODEMOS SENTIR. Mientras el cuerpo está cansado, con un descanso reparador sabemos que el equilibrio corporal se restablece.

Sin embargo, cuando lo que se ha cansado es la ilusión, los sueños, las ganas de vivir, las ganas de amar e incluso las de ser amado…IRREMEDIABLEMENTE SALTAN TODAS NUESTRAS ALARMAS, ES EL CANSANCIO EXISTENCIAL, ES EL CANSANCIO DEL ALMA.

Y la causa principal no es otra que el alejamiento de nosotros mismos. 

Uno se cansa por muchos motivos a lo largo de su vida, el alma se cansa por acumulación, se cansa cuando el vaso rebosa, porque no le hemos prestado atención mientras se estaba llenando.

Se cansa de ceder y ceder

Se cansa de buscar y no encontrar

Se cansa de dar y nunca recibir

Se cansa de escuchar y no sentirse escuchado

Se cansa de amar y no ser amado

Se cansa de callar por no molestar

Se cansa de vivir la vida de otros y no la suya

Se cansa de no ver la salida

Se cansa de llorar en silencio

La lista de situaciones, experiencias y sucesos por lo que se nos cansa el alma es interminable, personal e intransferible y distinta a otro ser humano. En definitiva uno se cansa hasta de sentirse cansado.

CUANDO SE NOS CANSA EL ALMA, NOS SENTIMOS VACÍOS, SOLOS, DESAMPARADOS, VULNERABLES, TRISTES Y DESMOTIVADOS.

Si supiésemos mantener a salvo nuestra pequeña porción de vitalidad podríamos recurrir a nuestra despensa particular y sacar un pedazo. A veces con poco basta. Otras es necesario vaciar toda la despensa, para rescatarnos del desastre. Lo que sí es seguro es que la solución, como el problema está en nosotros. A nadie le pueden sacar de su escondite si no quiere ser visto. A nadie le pueden inyectar pasión si su corazón está vacío. A nadie impelerle a la acción si su movilidad es inexistente.

Es difícil reaccionar cuando uno está abajo porque la fuerza que nos acompaña cuando el alma sonríe no aparece cuando necesitamos un abrazo. Pero de cualquier forma aunque lo que nos rodee nos sea propicio y todos nos quieran ayudar, la mejor ayuda está en la propia sabiduría. En libar el néctar del espíritu puro que nos constituye; en ponernos en relación con el centro mismo del corazón para pedirle ayuda.

Existen otras fuerzas que nos acompañan, invisibles tal vez, pero no intangibles. Podemos verlas con los ojos de la intuición que advierte en otro plano sensorial e identificar las señales que nos indican el camino a seguir, para encontrar la salida.

Cuando a pesar de todo uno se ve incapaz de remontar sus propias carencias, cuando realmente las fuerzas no nos asisten y el corazón se resiste a seguir el ritmo habitual…entonces no tenemos más remedio que acudir a los que se han ido y nos protegen desde el otro lado de la orilla. No hay más remedio que entonar un cántico de ayuda alertándoles de nuestra necesidad; el resto está hecho porque su respuesta es siempre un cabo resistente al que asirnos.

Remontar se convierte así en un camino que debemos construir nosotros mismos…poco a poco, no importa el tiempo. Solamente importa lo que día a día ganemos a la desesperanza y la gran sonrisa que iremos dibujando en nuestro rostro para regalárnosla al mirarnos al espejo.

LA SOLUCIÓN VIENE DE LA MANO DE PARAR, MEDITAR Y HACER LOS CAMBIOS NECESARIOS, PARA RECUPERAR EL SER NOSOTROS MISMOS, QUE POR DIFERENTES CIRCUNSTANCIAS A LO LARGO DE LA VIDA NOS ALEJAMOS DE ESE CAMINO QUE HEMOS VENIDO A RECORRER. EL CAMINO DEL AUTO-CONOCIMIENTO, EL CAMINO DE HACER LO QUE SENTIMOS Y PENSAMOS.

EN LA MEDIDA QUE NO HACEMOS LO QUE SENTIMOS Y PENSAMOS NOS ALEJAMOS, DE NOSOTROS, DE NUESTRO PROYECTO DE VIDA, DE AQUELLO QUE DECIDIMOS HACER CUANDO TOMAMOS LA DECISIÓN DE VOLVER A ESTE MUNDO.

Richard Bach en su libro Juan Salvador Gaviota escribe una frase que creo que plasma muy bien el camino hacia uno mismo. Nos dice:

HAY SERES HUMANOS QUE OBEDECEN A SUS PROPIAS REGLAS, PORQUE SE SABEN EN LO CIERTO: SERES HUMANOS QUE COSECHAN UN ESPECIAL PLACER EN HACER ALGO BIEN: SERES HUMANOS QUE ADIVINAN ALGO MÁS QUE LO QUE SUS OJOS VEN: SERES HUMANOS QUE PREFIEREN VOLAR A COMPRAR Y COMER.

Publicado por Esteban Pérez en: http://lacienciadelespiritu.blogspot.com.es

viernes, 26 de agosto de 2016

LA ALEGRÍA ES EL ANTÍDOTO PARA TODOS LOS MIEDOS, por Osho (Sobre cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida)


LA ALEGRÍA ES EL ANTÍDOTO PARA TODOS LOS MIEDOS
por Osho
(Sobre cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida)

”La alegría es el antídoto para todos los miedos. El miedo se asienta cuando no disfrutamos la vida. Si gozas la vida, el miedo desaparecerá. Por tanto, sé positivo y goza más, ríete más, baila, canta. Mira las cosas pequeñas cada vez con más alegría y entusiasmo. La vida está hecha de detalles y si logras dotar de alegría todas esas cosas, la suma total será colosal.

No esperes a que te suceda algo extraordinario. No es que en la vida no haya sucesos extraordinarios, claro que sí; pero no esperes a que se produzcan. Las cosas extraordinarias suceden solamente cuando se viven los detalles cotidianos desde una nueva perspectiva, con la mente nueva, con renovada vitalidad y entusiasmo. Así, poco a poco, se van acumulando, hasta que un día se produce la gran explosión de dicha pura.

Pero nunca se sabe cuándo será ese día. Es necesario continuar recogiendo guijarros en las playas. La totalidad se convierte en el gran acontecimiento. Un guijarro es un guijarro, pero cuando se juntan muchos guijarros, súbitamente se convierten en diamantes. Ese es el milagro de la vida. Por tanto, no necesitas pensar en grandes cosas.

Hay muchas personas en el mundo que se pierden la vida por estar a la espera de algún suceso extraordinario, el cual no podrá suceder de la nada. Solamente sucede a través de las cosas ordinarias como comer, desayunar, caminar, tomar un baño, conversar con un amigo, sentarse a contemplar el cielo o quedarse en cama haciendo nada. La vida está hecha de esas minucias. Son la esencia de la vida.

Por lo tanto, hagan todo con alegría y entusiasmo, y cada cosa será una oración...

No te preocupes por los lados negativos. Si enciendes una vela, la oscuridad se disipará por sí sola. No trates de luchar contra la oscuridad. No podrás sencillamente porque la oscuridad no existe. ¿Cómo pelear contra algo que no existe? Simplemente enciende una vela. Olvida la oscuridad, olvida el miedo, olvida todas esas cosas negativas que normalmente acechan a la mente humana. Sencillamente enciende una vela de entusiasmo...."


Osho

jueves, 25 de agosto de 2016

SERVICIO DESINTERESADO, por Swami Chidvilasananda


SERVICIO DESINTERESADO
por
Swami Chidvilasananda

Una vez un joven se enamoró con locura de alguien que no correspondía a su afecto. Su condición era tan angustiante que era incapaz de pensar en nada más. No encontraba alegría en ninguna cosa. Estaba fuera de sí. Al final, uno de sus amigos le habló de un mago que vivía en las afueras del pueblo. El joven fue directamente allí e imploró al mago su ayuda.

El mago tenía ojos oscuros. Brillaban con una luz no natural. Le dijo:

- Si en verdad quieres que te ayude, tienes que seguir mis instrucciones al pie de la letra.

- ¡Lo haré! -gritó el joven- ¡Haré cualquier cosa! Sólo quiero superar este sentimiento horrible.

- Entonces -dijo el mago-, no debes decir una sola plegaria durante cuarenta días, ni siquiera durante una crisis. Ni debes obedecer a Dios de ninguna manera. No hagas ninguna buena acción por nadie en la tierra. Sobre todo, no debes mencionar el nombre de Dios ni dar voz a ningún tipo de buena intención. Si sigues estas instrucciones escrupulosamente, podré configurar una poca de magia para lograr tu propósito.

El joven realmente quería superar esa enfermedad de infatuación* y amor no correspondido. Así que hizo todo lo que el mago le dijo. A los cuarenta días, regresó a la oscura y misteriosa cabaña donde vivía el mago y pagó una gran cantidad de dinero, todo lo que tenía por un talismán. Pero no funcionó.

- No seguiste mis instrucciones -le dijo el mago con aspereza-. Algo bueno ha surgido de ti en los últimos cuarenta días.

- ¡No hice nada! -protestó el joven-. ¡Lo juro! Anduve los cuarenta días sin pensar en Dios. A nadie le hice ningún buen servicio. No dije una sola palabra amable. Me abstuve de realizar ninguna acción sagrada. Huí de cualquier cosa que se acercara a la bondad. Te doy mi palabra.

- Piensa, hijo, piensa. Debes haber hecho algo, alguna cosa insignificante. De lo contrario, este talismán te habría funcionado.

El joven movió la cabeza. Repasó los cuarenta días, pero no había nada, nada que él pudiera pensar que hubiera roto el conjuro.... a menos qué.... De pronto dijo:

- ¿Podría ser? Un día que caminaba por la calle hacia mi trabajo, tropecé con una piedra. Y pensé: "Mejor la quito del camino, para que otro no se tropiece y caiga".

- ¡Ah! ¡Ésa es una buena acción! -dijo el mago, y su voz se puso más severa-. No ridiculices a ese Dios, cada uno de cuyos mandamientos pasaste por alto durante cuarenta días y, sin embargo, cuya generosidad no permitió que esta pequeña acción se desperdiciara.

Esas palabras prendieron fuego en el corazón del joven. Ardió tan alto, que consumió su vieja infatuación en un instante y un nuevo estado de amor por Dios empezó a arder dentro de él. Se fue a su casa y siguió con la practica de su oficio de herrero, ocultando el milagro que había cambiado su vida. Cada día ganaba un dinar. Cada noche, le daba su ganancia a los pobres. Pero su corazón estaba pleno y su felicidad era perfecta.

Puesto que ese estado se encuentra al alcance de todos, Baba Muktananda ofrece este consejo invaluable: "Trabaja tan desinteresadamente como las nubes que hacen caer la lluvia. Lleno de concentración, contento y disciplina, con gran alegría y soltura, desempeña tu trabajo diario. Aquieta tu mente; no tengas temor. Nunca invites a la ira. Realiza tus tareas asignadas para complacer al Señor."

Cuando puedes aceptar la voluntad divina, también eres capaz de entregarte por completo a cada pequeña acción en tu vida. Cada una de éstas se convierte en una floración fragante, se vuelve digna de respeto, y Dios se agrada de ti. 

Hay una gran dicha en el servicio desinteresado.

Al experimentar humildad, la mente se vuelve flexible y el corazón se expande con amor. Al experimentar respeto, el corazón se expande aún más y las limitaciones empiezan a eliminarse. Al realizar una buena acción por otro ser humano, con una actitud de desinterés y servicio, su ser entero se llena de una alegría sobrenatural.


Swami Chidvilasananda
(Mi Señor ama un corazón puro)

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

*Infatuación proviene de la palabra “infatuar”. Nuestra lengua es rica en palabras, unas más comunes que otras y esta no es de uso diario, por lo que he pensado que aclarar su significado nos ayudaría (a mi la primera) a comprender mejor el texto.
Infatuación significa, encaprichamiento. Es el estado caracterizado por dejarse llevar por una pasión irracional, tratándose de un amor adictivo.
Drisana

MANTRA CHIDANANDA, por Deva Premal


MANTRA
CHIDANANDA


Chidananda roopah shivoham shivoham
Chidananda roopah shivoham shivoham

Manobuddhi ahamkara chita ni naham
Nachashotre jiv-hey nachaghrana netre
Nacha vioma bhoomir na tejoe na vayu

Chidananda roopah shivoham shivoham
Chidananda roopah shivoham shivoham

Nachaprana saugno na vã puncha vayu
Navah sapto dhatoo navaa puncha koshah
Na waak pani paadam nachapasta paayu

Chidananda roopah shivoham shivoham
Chidananda roopah shivoham shivoham

Na me dvãsha rago na me lobha mo-hoe
Mado naiva me naiva matsarya bhava
Na dharmo na chartoe na kaamo na moksha

Chidananda roopah shivoham shivoham
Chidananda roopah shivoham shivoham

Na punyam na paapam na saukyum na dhukham
Na mantro na tirtham name daa na yug na ha
Aham bhoja namnaiva bhojyam na bhokta

Chidananda roopah shivoham shivoham
Chidananda roopah shivoham shivoham

Na mrootyur na shanka na me jaati bheda
Pita naiva me naiva maata na janma
Na bandhur na mitram gurunaiva shishya

Chidananda roopah shivoham shivoham
Chidananda roopah shivoham shivoham

Aham nirvekalpo nirakaara roopo
Vibureviapya sarvatra sarvendriyani
Sadame samatvah na muktir na bandha

Chidananda roopah shivoham shivoham
Chidananda roopah shivoham shivoham

------ — ------

Yo soy la felicidad eterna, soy shiva.

Yo no soy la mente, el intelecto, el ego ni la conciencia.
Yo no soy los oídos, la lengua, la nariz o los ojos.
Yo no soy el espacio, la tierra, el fuego o el viento.

Yo soy la felicidad eterna, soy shiva.

Yo no estoy respirando el poder, los siete metales, ni las cinco cubiertas.
No soy la voz, las manos, los pies, ni el recto.

Yo soy la felicidad eterna, soy shiva.

Yo no soy la envidia, la ira, ni deseo, ni
atracción.
No soy la arrogancia ni el orgullo ni la religión,
la riqueza, la lujuria, ni la liberación.

Yo soy la felicidad eterna, soy shiva.

Yo no soy la virtud, pecado, alegría ni tristeza.
No soy mantra, la peregrinación,
ofrendas, ni ritual del fuego.
Yo no soy la comida, el comer, ni el que come.

Yo soy la felicidad eterna, soy shiva.

Yo no soy la muerte, la duda, ni la discriminación.
Yo no soy el padre, la madre o el nacimiento.
Yo no soy hermano, ni amigo, ni gurú, ni aspirante.

Yo soy la felicidad eterna, soy shiva.

Yo soy más allá del concepto, más allá de la forma.
Yo soy todo lo penetra en todos los sentidos.
Veo a la igualdad en todas las cosas, no estoy ni liberada ni en la esclavitud.

Yo soy la felicidad eterna, soy shiva.


*Letra y traducción encontrada en: YOGA ES MÁS

http://yogaesmas.com/

miércoles, 24 de agosto de 2016

SOLO POR EL DIA DE HOY DARÉ Y ESTARÉ ABIERTO PARA RECIBIR - - Por Abhishek Thakore


*Sobre dar y recibir

SOLO POR EL DIA DE HOY DARÉ Y ESTARÉ ABIERTO PARA RECIBIR
Por  Abhishek Thakore


Da y recibirás.

Mira a tu alrededor y notaras que nos han condicionado para querer, querer más y más cosas.  Los anuncios y los medios de comunicación nos han hecho creer que no podremos ser felices hasta que no tengamos determinado producto o servicio.  Nos convirtieron en un niño que siempre quiere. 

Cuando empecé a estudiar economía  leí que : “Los quereres del ser humano son ilimitados”.  Ahora más que nunca entiendo la verdad de esta afirmación.  Si un hombre moderno se encuentra la lámpara de Aladino, su primer deseo será poseer algo que no tiene –como un coche o una computadora.  Para el segundo deseo quizá pida una gran mansión o un castillo o fama.  Y estoy seguro que para el tercer deseo, ¡pedirá otros tres deseos!

Todos hemos escuchado el cliché:  “El verdadero placer está en dar”, pero nunca lo hemos experimentado en realidad, porque si lo hicieras, verías cuán cierto es.  Antes de entrar en los detalles del tema de dar, necesitas entender cómo hacerlo.  ¡Dar es un arte en sí mismo!

Cuando estás dando, lo más importante es la intención que está detrás del acto, ¿por qué estás dando?   Si la acción de dar te hace sentir como si perdieras algo, entonces no es benéfico.   El dar verdadero es por gozo, es para entender las necesidades de los demás y tratar de satisfacerlas.  Entenderás a qué me refiero cuando des y te sientas feliz por ello.

La India ha sido una tierra de generosidad.  El rey Harsha Vardhan dio sus joyas y sus ropas para donarlas al pueblo.  Y también Karna, que daba todo lo que se le pedía, incluso dio el escudo protector que lo hacía invencible.  Así es la grandeza de dar.

Tienes que ser el que da para experimentar ese gozo, y puedes empezar ahora mismo.  Hay muchas personas a tu alrededor  a quien puedes dar cualquier cosa de valor duradero.  Cuando añades valor a su vida, ellos añadirán valor a la tuya.  Cuando das, recibes.

Este universo también funciona en circulación –donde no hay circulación, hay asfixia.  Mira tu cuerpo por ejemplo.  Constantemente está inhalando oxigeno y exhalando bióxido de carbono.  Tu sangre fluye constantemente por todo tu cuerpo; si se bloqueara este flujo, te crearía problemas.  Prueba atándote un cordón en la punta de tu dedo para impedir el flujo de sangre,  pronto se pondrá morado y frío.  Y si pasara mucho tiempo también perdería la sensación.

Es una ley universal que todo lo que se estanca, se descompone.  De la misma manera, tú necesitas estar en circulación constante.  Lo que des no tiene que ser costoso. Mira a Sudama, quien tomó tres puños de arroz para su amigo Lord Krishna, pero dio algo.  El hecho en sí es lo que cuenta.

Olvídate del costo, lo que des no tiene que ser material, puede ser un simple pensamiento.  Puedes orar por la persona o mandarle bendiciones.  También éstos son actos de dar.

Cuando das, creas un vacío en tu interior, y la naturaleza aborrece el vacío.  De manera que más fluirá a tu vida.  El diezmo –dar el diez por ciento de tu ingreso a la iglesia- es una manera excelente de mantener la circulación del dinero.  Comienza a dar ahora y verás el flujo dinámico que pondrás en marcha.  Solo asegúrate de que cuando des, lo hagas con un corazón agradecido y con la intención de beneficiar a la otra persona.

El otro componente de dar es recibir.  Verás que cuando empieces a dar, tu vida se llena de regalos.  Aunque debo advertirte algo: ¡no esperes que suceda esto y no des por esa razón!  Sin embargo, cuando los regalos lleguen a ti, acéptalos con agradecimiento.  Sé abierto a recibir también.  ¡Esa circulación hará que tu espiritualidad sea más sana!  Y recuerda, hay más que suficiente para todos en este universo.


Abhishek Thakore

martes, 23 de agosto de 2016

SER PERSONA AMOROSA, por Dario Lostado


SER PERSONA AMOROSA

No sé cómo puedo ser persona sin amar.
No sé cómo puedo vivir sin amar.
No sé cómo puedo admirar el amanecer sin amar.
No sé cómo puedo sonreir sin amar.
No sé cómo puedo calentarme al fuego sin amar.
No sé cómo puedo refrescar mis manos en el agua fresca sin amar.
No sé cómo puedo respirar sin amar.
No sé cómo puedo besar sin amar.
No sé cómo puedo pensar, sentir, hablar, dormir, comer, pasear,
trabajar, descansar, cantar... SIN AMAR.

¿Qué puedo hacer sin amar?
Todo es seco, inerte, lánguido, inútil, sin sentido, pesado, absurdo,
incoherente, amargo, triste, irrelevante, incómodo, desagradable,
estéril, frío, inconsistente.... SIN AMAR.

No sé cómo puedo ser persona sin amar.
No sé cómo puedo vivir sin amar.
No sé cómo puedo admirar el amanecer sin amar.
No sé cómo puedo sonreir sin amar.
No sé cómo puedo calentarme al fuego sin amar.
No sé cómo puedo refrescar mis manos en el agua fresca sin amar.

Sin amor la vida es muerte
Sin amor la muerte es solamente muerte y siempre muerte
Sin amor la persona es un ave con las alas rotas
Sin amor la persona es una fuente de agua seca
Sin amor la persona es un día sin luz
Sin amor la persona es una noche sin luna ni estrellas
Sin amor la persona es un verano sin sol
Sin amor la persona es un valle sin margaritas
Sin amor la persona es un desierto sin arena
Sin amor la persona no es persona
Como decía el poeta: Aquel que camina una sola legua sin amor
camina amortajado hacia su propio funeral.


Dario Lostado
(Vivir como persona)